viernes, 23 de junio de 2017

Maybe

Quizás no seas tú el problema, ni lo sea yo, quizás y sólo quizás no estamos destinados a estar juntos





sábado, 29 de agosto de 2015

El único final feliz entre nosotros sería no habernos conocido.



jueves, 11 de octubre de 2012

Quiéreme ahora u olvidémonos para siempre

Antes de nada te pido perdón. Perdón por todos mis berrinches, por mis celos, por mis tonterías, mis enfados sin sentido. Perdón por ser tan posesiva y quererte para mí. Perdona por no haberte mentido jamás y haberte entregado todo. Gracias, por hacer de mis noches en vela: las mejores noches. Por sacarme las sonrisas más bonitas detrás de una lágrima. Por escucharme cuando nadie más lo hacía. Gracias por creerme capaz de conseguir cualquier cosa, por hacer que creyera en mí. Por hacerme sentir el amor, la alegría, la tristeza, el añoro, la esperanza. Por hacerme vivir de ilusiones porque de eso se vive ¿no?. Pero te maldigo. Te maldigo por enseñarme a poner punto y seguido donde quizá hizo falta un final. Por poner tantas comas en esta nuestra historia. Por hacer tantas pausas. Por escribir tantísimas estrofas, las más felices, de escasos renglones. Perdóname, si no supe quererte. Si no fui lo que querías o quizá lo que necesitabas. Perdóname si alguna vez te saqué una lágrima. Perdóname si no supe darte lo que merecías o no supe adaptarme a tu entorno. Perdóname si alguna vez quisiste odiarme y no lo conseguiste. Quizá es hora de poner ese punto y final a esta historia tan intensa. Y créeme que me duele el alma, que me duele la vida misma de quererte y no tenerte, de perderte. Estremecerme cuando las yemas de tus dedos recorren mi cuerpo. Que me duele el aire que huele a ti. Y no es cosa mía este punto y final: por desgracia, es tu decisión. Soy yo la que se va, pero porque estoy cansada de repetir una y otra vez el mismo párrafo de esta historia. Te prometí no rendirme nunca, te dije que era de las que luchaban hasta el final, te dije que todo lo que me proponía lo lograba. Tómatelo como un 'no me he rendido, me he cansado'. Esta vez la razón le ha ganado al corazón, y esperemos que por mucho tiempo. Te toca jugar. Yo ya he movido ficha. Quiéreme ahora u olvidémonos para siempre.

jueves, 7 de junio de 2012

TU

Que apareciste así, de repente, cuando todos suponíamos que tú no eras ni nunca serías nada para mi. ¿Pero sabes qué? que todos nos equivocábamos, porque te quiero, ¿vale? Sí, te quiero mucho y lo siento, lo siento por no querer que pasen cosas que nos hicieran felices a ti y a mi, que sí, que quiero quedarme esa foto de tu perfil que me encanta tanto, quiero besar esos labios que llevan tanto tiempo tentándome, quiero despedirme de ti diciéndote que eres la persona a la que más quiero en este mundo, pero no, no quiero que esto acabe mal, no quiero que dejes de estar ahí, no quiero que las sonrisas acaben en lágrimas, no quiero verte por la calle y no saludarte, no quiero pensar en ti y acordarme de aquella persona que me hizo ser feliz pero que ya no está ni va a estar, no quiero ver tus fotos y pensar que ya has rehecho tu vida y aún menos mirarte y sentir asco por ti, porque mi mayor pesadilla es que llegue un día en el que tú y yo no seamos nada.



viernes, 4 de mayo de 2012

Lucha.

Lucha por el amor de tu vida, hay trenes que solo pasan una vez en la vida.
No quieras arrepentirte de ello más tarde..

viernes, 30 de marzo de 2012

Came the day

Llegó el día de sonreír por cualquier cosa, de reírme de todo lo que me haga gracia, de llorar solo de alegría, de salír de fiesta los sábados, de los botellónes despúes de clase, de fumar lo que me apetezca y donde me apetezca, de hablar con quien quiera, de gritar en la calle, en casa, y en clase, de bailar hasta que me duelan los pies, de besar hasta desgastarme los labios, de cantar hasta quedarme sin voz, de enamorarme de la primera persona que pase, de saltar lo más alto que pueda, ni más ni menos, solo hasta donde llegue, de beberme una botella de vozka negro yo sola, de vestirme de mil colores, como yo quiera, de ser quien soy, de mirarte y ser felíz, no sufrir, de pensar en tí y que no me haga daño, de decirte lo que siento, de mirarte a los ojos y no tener miedo de que me descubras, de abrazarte, de besarte, de acariciarte, de quererte todavía mas, de dormir contigo todas las noches, de sentir tu respiración en mi espalda, de ser el dueño de cada suspiro que salga de tu boca, de querer a mis amigos, de valorarlos como se merecen, de pasarmelo bien, de disfrutar, de no callarme, de vacilar, de reventar la cabeza al subnormal que tenga cojones a dicr algo de mí, de ser quien de verdad soy, no quien los demas quieren que sea, de ser realmente felíz, y... solo te digo una cosa, lo seré, contigo o sin tí.



Falling in love.

Si te vas a enamorar de mí, es justo que sepas de lo que estás enamorando. Te estarás enamorando de mis inseguridades, mis enrededos de dudas y mi obsesión por tratar de averiguar lo que el mundo piensa. Te estarás enamorando de mi inmadurez, de mi constante necesidad de mimos y atenciones, de mi obsesión por internet, de mi tendencia a ser demasiado empalagosa. Te estarás enamorando de mi pasado turbulento, de mis esperanzas y sueños, de mis metas inalcanzables, mis ilusiones de mujer moderna. Si te enamoras de mí, te enamorarás también de mis dias de amargura , también te estarás enamorando de la forma en que mis ojos brillen cuando estoy contigo, de los mensajes que te enviaré por las mañanas tan sólo para desearte un lindo día antes de ir a la escuela, te estarás enamorando de las cosas graciosas que digo, de las mil y un estupideces que inventaré para hacerte reír, y de la forma en que me sonrojaré cuando me pregunten por ti. Pero para mí, lo más importante será que te estarás enamorado de mí, a pesar de que pensé que eso sería imposible.